Intel lo ha vuelto a hacer !!

Apenas unas semanas después de demostrar en el CES que sus drones volando sincronizados eran todo un espectáculo, o el acompañamiento a Lady Gaga en su show de la Super Bowl, la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 ha supuesto un nuevo récord de vuelo de drones en un evento de este tipo.

La ceremonia de inauguración de los pasados Juegos Olímpicos de Invierno 2018 que se celebró en la ciudad de Pyeongchang, incluyó un momento muy espectacular: el vuelo de 1218 drones en perfecta sincronía y que dibujó sobre el cielo, entre otras figuras, los clásicos anillos olímpicos. Y cómo no, hay vídeo del momento concreto.

En realidad, el récord de más de 1200 drones volando sincronizados no se produjo en directo durante la ceremonia. Como otras demostraciones de este tipo, tanto de Intel como de otros, se graba en condiciones ideales en días previos para posteriormente, durante la ceremonia en directo, incrustarlo en el directo (y en las pantallas del estadio para los asistentes en directo). Es una cuestión de seguridad y precaución, como cuentan sus protagonistas.

Los drones que usa Intel pertenecen a su serie Shooting Star, y son modelos creados específicamente para este tipo de usos. Son ligeros, con luces LED programables y están fabricados en materiales suaves (y hélices protegidas) para evitar daños en caso de caída entre el público. Pese a ello, sus apariciones suelen ser grabadas, pues requieren de condiciones favorables (poco viento o frío, por ejemplo) que no se pueden asegurar en un directo.

Aunque ver en vuelo a este ejército de drones es muy llamativo, la gestión es sencilla. O al menos así lo cuentan en Intel. En su plataforma Shooting Star unos animadores crean mediante software 3D el espectáculo, y luego, cada drone actúa como un píxel de la imagen que quieren reflejar en el aire.

La sincronización de los drones no se realiza teniendo en cuenta la localización de cada uno respecto al de al lado, sino que vuelan de manera individual controlados por un solo ordenador. La asignación de roles se otorga justo antes de levantar el vuelo, dependiendo del estado de carga y la señal de GPS de cada uno de los drones. La batería de estos pequeños voladores da para unos 20 minutos en condiciones perfectas, algo que, con el frío de Corea, no se da.

Deja un comentario